EL PACIENTE EN EL ADN DE LOS ENSAYOS CLINICOS